21 de juny de 1971, Pamplona

Les seves millors marques:

Mejor Marca en Maratón: 2.36:55 Berlín 2007

Mejor marca en Media Maratón: 1.15:20 Azkoitia- 2007

Ganadora Behobia-San Sebastian 1.13:40 San Sebastián 2008

Ganadora Maratón San Sebastian 2.37:20 San Sebastián 2008

Subcampeona de España de Maratón Sevilla 2009

Campeona de España de Maratón Madrid 2010

Campeona de España de Triatlón de invierno Reinosa 2000

Campeona de España de Duatlón Larga Distancia O´Rosal 2001

Campeona de España de Duatlón Pulpí 2003

15 veces internacional en Duatlón y Triatlón 2000 a 2008

Tres Ironman:

Lanzarote 2004 (10h34’)

Zurich 2010 (10h05’)

Lanzarote 2011(11h03’)

 

Entrevistem a Ana Casares després d’haver publicat el seu llibre “Mamá Triatleta”. Una gran atleta. Creiem que amb la seva experiència, palmarès i sent dona, podem apendre molt d’ella. (Entrevistamos a Ana Casares después de haber publicado su primer libro “Mamá Triatleta”. Una gran atleta. Creemos que con su experiencia, palmarés y siendo mujer podemos aprender mucho de ella)

Ana Casares és llicenciada en “Ciencies de l’Activitat Física i l’Esport” per la Universitat de Lleida. Va començar a donar classes en una escola de Pamplona. Entrenadora Superior d’Atletisme, entrenadora Superior de Triatló. Actualment té una empresa de preparació física amb el seu marit Eugenio Torrano. (Ana Casares es licenciada en “Ciencias de la Actividad Física y el Deporte” por la Universidad de Lleida, comenzó dando clases en una escuela de Pamplona. Entrenadora Superior de Atletismo, entrenadora Superior de Triatlón. Actualmente tiene una empresa de preparación física con su marido Eugenio Torrano.)

Potser, el més increíble és que pugui haver compaginat la seva vida esportiva amb unes marques boníssimes amb haver tingut 3 fills. (Quizás lo más increíble es que haya podido compaginar su vida deportiva con unas marcas buenísimas con haber tenido 3 hijos).

 

En la vida de una atleta de élite ha de ser muy difícil plantearse cual es el mejor momento para hacer un largo paréntesis para pasar un embarazo, pero tres, es increíble! ¿Cómo lo has conseguido, que has tenido que sacrificar?

Cuando me planteé ser madre por primera vez tenía claro que empezaba otra vida. Pensaba que después mi rendimiento deportivo no sería el mismo. Era el año 2002 y ya había conseguido bastantes cosas en duatlón y triatlón de invierno. Me apetecía muchísimo ser madre. No me considero profesional del deporte. Nunca he dejado de lado el trabajo por dedicarme totalmente al deporte aunque en algunos momentos de mi vida le haya dedicado mucho tiempo.

Tengo claro que he de mantener mi trabajo para poder vivir. Nunca he visto el embarazo como un paréntesis negativo que me alejara de la forma física, sino como unos meses muy especiales para sentir como un pequeño ser va creciendo dentro. El cuerpo y la mente se regeneran. Luego he vuelto con más ganas, fuerza y motivación al deporte. Para mi han sido etapas muy felices. A la hora de establecer prioridades, el ser madre estaba por encima de todas las demás. No pienso que haya tenido que sacrificar nada.

 

Mamá triatleta” tu primer libro autobiográfico, ¿es un homenaje a tus hijos por tener una madre que entrena muchas horas al día, o para explicar tu experiencia en que, queriendo y luchando, se puede ser atleta y madre?

El hilo conductor del libro es el deporte, que ha estado dentro de mí desde niña. Lo que quiero transmitir son mis vivencias deportivas y personales desde la infancia hasta justo el momento en que voy a ser madre por tercera vez. Lo importante no son el montón de horas dedicadas al deporte sino lo que hay detrás de todo ello: la superación de momentos duros, el apoyo de las personas cercanas, la motivación, un rendimiento deportivo que jamás hubieras imaginado, las dudas, la convivencia, la preocupación por mis hijos…

Creo que hay que tener sueños e ilusiones en la vida y luchar por ellos, por lo que a uno le llena en la vida y le hace feliz.

 

La presentación oficial de tu primer libro autobiográfico fue hace poco más de un mes delante de más de 100 personas, entre ellas Miguel Indurain. ¿Qué se siente?

Me sentí muy arropada y rodeada por gente querida. Fueron momentos muy emotivos y especiales para mí. Me sentí feliz viendo a mi familia, a mis amigos y el contar con Miguel Indurain, como uno más. Coincido con el de vez en cuando en algunos actos y también en la carretera. Es un lujo pedalear a su lado y charlar un rato. Somos amigos.

 

¿Dejaste de hacer deporte durante el embarazo? ¿Qué se puede practicar para no dejar de estar en forma?

Durante los embarazos mantuve la actividad física diaria.

. En el primer trimestre hacia carrera (40-50’) o bici (60-90’) o natación (30-40’), todo a ritmo aeróbico ligero.

. En segundo trimestre reduje las sesiones de carrera y bici aumentando las de natación. A partir del 5º mes las sesiones de bici las realicé sobre el rodillo, por seguridad. Todo a ritmo aeróbico.

La carrera a pie me resultó incómoda a partir del 6º mes y la hice “desaparecer”.

. En el 3er trimestre La natación fue prioritaria junto a los paseos y el rodillo o la elíptica (1-2 días /semana). Todo a ritmo aeróbico ligero.

Practicaba deporte una vez al día. Disfruté mucho de mis embarazos.

Me escuché y respeté siempre las señales que me mandaba el cuerpo; entonces más que nunca.

También trabajé la fuerza con máquinas hidráulicas en las que la carga es la resistencia de tu cuerpo. Además trabajé los ejercicios de Kegel para el suelo pélvico sobre todo en el segundo y tercer embarazos.

Escuché las señales del cuerpo más que nunca. Me fatigaba mucho antes de lo normal, las pulsaciones subían más fácilmente y la respiración se agitaba. Así que me tomaba todo con más calma. El único objetivo era sentirme bien cada día. El deporte me ayudaba a dormir mejor, regular el apetito y a disfrutar de ese rato único para mí.

La recuperación tras dar a luz ha sido muy buena en las tres ocasiones. He retomado poco a poco y a los dos meses he vuelto a competir. La carrera a pie es lo que cuesta más ya que es muy agresiva para el suelo pélvico y hay que asegurar que esté fuerte y bien recuperado. Y esto tras un parto lleva varios meses.

 

Hemos visto en tu Web muchos artículos y consejos para la mujer, ¿por qué crees que aún hay muchas menos mujeres atletas que hombres?

La incoporación de la mujer al deporte es relativamente reciente en la historia. Hace no muchos años era algo raro ver a una chica corriendo, pedaleando o jugando al fútbol. Cuando yo era niña no había equipos femeninos.

Hoy en día se ha avanzando mucho en el conocimiento del deporte y sus enormes beneficios para la salud de las personas. Por eso cada vez más mujeres lo prueban, les gusta y se enganchan. No se trata de un deporte excesivamente competitivo y sí más popular, de participación, donde hay un matiz importante de relación social. Todos estos componentes del deporte son importantes para las personas, sean hombres o mujeres. La participación femenina en carreras populares y también en triatlones va en aumento, y aunque todavía somos menos, la cosa seguirá creciendo. Como ejemplo tenemos la Carrera de la Mujer o el triatlón de la Mujer donde participan miles de ellas.

También cada vez más mujeres practican actividad física en los gimnasios o al aire libre. No son actividades competitivas pero si saludables y muy necesarias para la mujer.

 

Un primer consejo a una mujer que quiere iniciarse en el triatlón:

Que elija un triatlón de distancias cortas o de promoción adecuado para ella. A partir de ahí que disfrute con un plan de entrenamiento bien planteado y que busque su rato diario para nadar, pedalear o correr. Si no tiene experiencia le aconsejo el contacto con un buen entrenador.

 

¿Tu volumen de entrenamiento ha cambiado, ahora que tienes hijos? ¿Cual es tu entrenamiento diario cuando no tienes competición?

Sobre todo ha cambiado ahora con el tercer hijo y ha sido menor cuando mis hijos eran pequeños. Ahora hay mucho trabajo en casa y mis hijos necesitan su tiempo de dedicación. Las lavadoras se multiplican, ropas, comidas, las tareas del colegio, las actividades de la tarde. Y Adriana que tiene ocho meses y lleva otro ritmo, el de un bebé… Las rutinas son diferentes según sea verano o invierno y los niños tengan colegio o no. Ahora no tengo competiciones. Me levanto a las 7. Muchas mañanas salgo a correr. Me da energía y frescura para todo el día. Eugenio levanta a los niños y desayunamos juntos. Carlos tiene 10 años y Paula 6. Cogen el autobús para el cole a las 8,40h. Cuento con la ayuda de una persona en casa tres días por las mañanas y otro par de mañanas viene mi padre.

Se lo agradezco muchísimo.

El resto del día lo dedico al trabajo: preparar entrenamientos, contestar correos, promocionar el libro, crear ideas, hacer sesiones prácticas. Hay que mantener la empresa viva y ello supone estar muy pendiente de todo lo que le rodea.

A las 17,00 h Carlos y Paula llegan del colegio. Estoy con ellos, pendiente de sus tareas y sus actividades. Eugenio tiene trabajo bastantes tardes. Cuento con ayuda un par de días. Adriana lleva un ritmo diferente al de los mayores. Carlos y Paula van dos días a natación. Ese rato aprovecho para nadar yo también. A las 20,00 h es la hora de baños, duchas y cenas. Acuesto a los niños. Si puedo me gusta leer unos minutos antes de dormir.

Lo que echo de menos es poder ir al cine o a la montaña o a pasear con Eugenio o salir por ahí con amigos. Es difícil sacar un hueco. Eso sí cuando lo conseguimos lo saboreamos muchísimo.

 

Dicen que para un mayor rendimiento de un atleta hay cuatro factores clave, la comprensión y apoyo de quien te rodea, la voluntad, el buen entrenamiento y la ambición, ¿estás de acuerdo? ¿Añadirías algo más?

Estoy totalmente de acuerdo y tal vez añadiría el descanso, que puede enlazarse con la idea de entrenamiento, y es algo que muchas veces no se respeta. Sin un descanso adecuado no se progresa.

 

Empezaste como triatleta y ahora te sientes muy cómoda en las maratones, ¿te has planteado carreras de ultra maratón?

No me lo he planteado. Son distancias que me parecen excesivas. Es demasiado tiempo corriendo, haciendo una misma cosa. Se pierde el matiz de competir en la distancia. Para estar muchas horas prefiero un triatlón largo. El monte me gusta pero no para competir ni correr sino más para caminar tranquilamente

 

¿Participar en carreras populares forma parte de tu entrenamiento o las corres para disfrutar?

Normalmente las hago como parte del entrenamiento. Me gusta mucho el ambiente de estas pruebas.

 

¿Practicas algún deporte complementario, en tus entrenamientos, que no sean los específicos de una triatlón o correr en el caso de la Maratón?

Patino con mi hija Paula. Juego al baloncesto con Carlos. En invierno vamos al Pirineo y practico el esquí de fondo.

 

¿Que opinas de la nueva moda, el barefoot (correr descalzo)?

Creo que es muy importante saber correr bien para minimizar las sobrecargas y posibles lesiones que cada impacto en el suelo puede causar.

En personas adultas es más difícil y hay que ir poco a poco. Hay que cambiar una forma de correr, unos vicios que cada uno tenemos y unos gestos. Cuando se es niño se aprende desde cero, se aprende bien y además es muy natural.

Personalmente siempre que corro estoy atenta a la posición del cuerpo, intento inclinarme adelante para que el impacto sea más suave, abrir la zancada por detrás. No me gustan las zapatillas con mucha suela. Intento sentir cómo apoyo los pies en el suelo. Me gusta correr descalza por la arena o la hierba. No he probado las zapatillas minimalistas. Creo que es necesaria una adaptación progresiva y lenta y que es muy importante aprender a correr bien para conseguir el efecto de este tipo de zapatillas.

Puede ser muy interesante pero si se trabaja bien, sin ir a lo loco.

El barefoot implica una adaptación muy progresiva, un aprender a correr bien. Hay que ir muy poco a poco. Lo que creo importante es que el corredor se conozca, tome conciencia de su forma de correr y sepa relajar las zonas que más se cargan. Respecto al calzado, no me gustan las zapatillas con demasiada suela, pero hay que ver si la moda barefoot encaja en todo el mundo.

¿Cual de tus títulos te ha emocionado más ganar, la Behobia- San Sebastián, ser campeona de España en Maratón, tu récord en Berlín…?

Esas tres carreras fueron muy emocionantes, cada una de diferente manera. Me quedo con la Maratón de Berlín y también con el triatlón de Zarautz en 2007 cuando entré ganadora por muy pocos segundos. Ha habido muchos momentos emocionantes en muchas carreras…

 

Batiste tu récord en Berlín, el mismo día que Haile Gebreselassie hizo el récord del mundo, ¿como viviste ese día?

Fue un día muy especial y lleno de emociones. Se respiraba una magia en el ambiente. El estar en el mismo hotel que los mejores maratonianos del mundo, entre ellos Haile Gebreselassie me motivó un montón. Una energía especial y muy positiva parecía envolvernos. Durante la carrera imaginé varias veces a Haile corriendo, tan fácil y tan rápido. Él por delante ya había batido el récord del mundo. Visualizarlo me ayudaba a correr suelta y llegué a correr más rápido de lo que nunca hubiera imaginado.

 

¿Tu sueño como triatleta es ganar el Ironman de Hawai?

Con ser capaz de terminar el Ironman de Hawai una vez en la vida me conformaría.

 

Pronto empezaremos el 2013, ¿cuales son tus objetivos profesionales?

Hacer una buena promoción de mi libro y seguir progresando con nuestra empresa: AC Entrenamientos.

En lo deportivo me planteo participar en algún triatlón de invierno y luego en los duatlones y triatlones cercanos a casa. Pruebas en las que encajemos todos y sean de fácil organización para desplazarnos. Tal vez alguna Maratón para el otoño. No miro demasiado a largo plazo. Este año la mayor parte del tiempo lo dedico a la familia y el trabajo, el deporte lo tomo un poco más libre.

 

¿Tu peor momento profesional?

Si te refieres a mi peor momento deportivo te diré que fue cuando sufrí una fractura de estrés en el metatarso del pie tres semanas antes de la Maratón de Rótterdam en 2008. Iba a intentar hacer la mínima olímpica para los Juegos de Pekín pero no pudo ser.

 

¿Tu mejor momento?

La maratón de Berlín y ganar el triatlón de Zarautz en 2007 en la misma recta de meta en un final emocionantísimo. También fuí muy feliz cuando gané el Campeonato de España de Triatlón de Invierno en Reinosa en 2000. Fue el primero y allí me dí cuenta de que había subido un escalón más arriba como triatleta.

 

Gracias Ana